No te lo puedes perder!!! LAQUINTADIMENSION

loading...

domingo, 28 de abril de 2013

Cómo meditar con los ojos abiertos


 
Puede parecer raro poner en una misma frase "meditación" y "ojos abiertos", pero se trata de una práctica que puede resultarte muy productiva. La meditación se suele hacer con los ojos cerrados por una buena razón: es más fácil no distraerse. No obstante, meditar con los ojos abiertos te permitirá desarrollar la capacidad de relajarte en cualquier situación, al tiempo que aprecias cualquier circunstancia que estés experimentando.

Instrucciones

  1. Inicia la práctica con la intención de meditar con los ojos abiertos de forma regular. Al principio, puedes elegir un lugar y una hora donde estés relativamente libre de distracciones; aunque también podrías descubrir que una práctica más espontánea te funciona mejor. Cuando te sientas preparado, traslada el ejercicio a las experiencias cotidianas -practícalo, por ejemplo, mientras esperas el autobús o cuando estés preparando la cena-.
  2. Elige un objeto en el que concentrarte durante la meditación. No es imprescindible, pero averigua si te es de utilidad. Puede ser algo que tenga algún significado para ti o un objeto sencillo, como una cuchara o un cepillo de dientes.
  3. Comienza sentándote o tendiéndote en una posición cómoda que puedas mantener durante unos 15 minutos. No tienes que meditar todo ese tiempo, pero puedes hacerlo en el caso de que estés disfrutando realmente. Meditar con los ojos abiertos promueve la plena consciencia que sobreviene tras prestar atención a tus sensaciones, así que modifica la postura si es necesario.
  4. Concéntrate en tu respiración. Percibe la inhalación, la exhalación y el pequeño intervalo entre ambas. Continúa sintiendo en tu interior tu respiración y presta atención a lo más profundo de tu organismo. Imagina tu respiración extendiéndose más allá de tu cuerpo y nota la conexión entre tú y lo que te rodea.
  5. Percibe cualquier sensación que te llegue. Advierte lo que piensas y lo que sientes. No es necesario que cambies lo que percibes; simplemente, percíbelo. Puede resultar difícil, así que continúa sintiendo tu respiración y concentrándote en ella para eliminar la conexión con cualquier distracción que surja. Al concentrarte en tu respiración, podrás permanecer en contacto con tu cuerpo, lo que te permitirá continuar con la meditación y profundizar en tu consciencia.
  6. Dirige tu mirada a lo que te rodea. Advierte todas las evaluaciones que hagas. Trátalas como si estuvieras en el cielo y fueran nubes que van flotando. Continúa centrando tu atención en la respiración.
  7. Mientras permaneces inmóvil, conduce tu atención hacia tus manos. Aquí comienza tu intento de sentir tu energía vital. Puedes notar hormigueo, calor, frescor o una sensación de amplitud en partes de tu cuerpo mientras diriges tu atención a tu alrededor. Sigue subiendo hasta los brazos, el cuello y la cabeza, y luego baja hacia el pecho, el abdomen, las piernas y los pies. Si te distraes, simplemente concéntrate en tu respiración, utilizando incluso las palabras "dentro" y "fuera" si te son de utilidad.
  8. Experimenta con la meditación mientras te mueves, hablas o escribes. Así averiguarás que meditar mientras haces cosas puede mejorar tu experiencia vital.
  9. Prepárate para terminar la meditación. Tómate un momento para notar cómo te sientes y darte las gracias a ti mismo por haber participado en el ejercicio. La meditación con los ojos abiertos te ofrece la oportunidad de relajarte sea cual sea el entorno (el cuarto de baño, la oficina, o incluso una tienda). Lleva contigo esa sensación de relajación mientras sigues con tu jornada.

martes, 9 de abril de 2013

Demuestran que el cerebro puede controlar la temperatura corporal.


Demuestran que el cerebro puede controlar la temperatura corporal
Corbis
Un equipo de científicos demostró por primera vez que el cerebro es capaz de controlar la temperatura corporal.

Los investigadores, dirigidos por la profesora Maria Kozhevnikov, del Departamento de Psicología de la Universidad Nacional de Singapur, descubrieron que el aumento de la temperatura corporal se puede controlar utilizando ciertas técnicas de meditación tummó (que en tibetano significa 'calor interior').

Los investigadores recogieron datos durante una ceremonia en el Tíbet, donde los monjes fueron capaces de aumentar su temperatura durante la meditación y pudieron secar hojas mojadas envueltas alrededor de su cuerpo en el frío clima del Himalaya (-25 grados Celsius).

Con la ayuda de electroencefalografías (EEG), el equipo observó un aumento de la temperatura corporal hasta los 38,3 grados Celsius. Luego, en un segundo estudio, participantes occidentales que utilizan una técnica especial de respiración de la práctica meditativa tummó, también fueron capaces de aumentar su temperatura.

Los resultados del estudio mostraron que las técnicas de meditación pueden ser utilizadas por personas que no estén familiarizadas con estas prácticas para regular la temperatura del cuerpo a través de la respiración y la mente. Así, el estudio considera que las personas podrían lograr adaptarse a ambientes fríos, mejorar la resistencia a las infecciones, fortalecer el sistema inmunológico, mejorar el rendimiento cognitivo o reducir los problemas de rendimiento.

Respiración + concentración

Los dos aspectos de la meditación tummó que conducen al aumento de la temperatura son: una respiración profunda y la llamada ‘visualización con concentración’. La respiración provoca la termogénesis, un proceso de producción de calor; y la visualización es una técnica que consiste en crear una imagen mental de llamas a lo largo de la médula espinal con el fin de evitar pérdidas de calor. Ambas técnicas funcionan en conjunto y conducen hasta una fiebre moderada.

"Las personas a las que les enseñé la técnica de respiración fueron capaces de elevar la temperatura de su cuerpo, dentro de ciertos límites, y reportaron sentirse con más energía y concentración. Con más investigación, los no meditadores tibetanos podrían utilizar este tipo de respiración para mejorar su salud y regular el rendimiento cognitivo", concluyó la profesora Kozhevnikov.

Las observaciones fueron publicadas en la revista científica 'Plos One', donde recuerdan que estudios previos sobre meditadores tummó demostraron el aumento de la temperatura solo en los dedos de las manos y pies.

fuente/actualidad.rt.com/ciencias/view/91275-cerebro-controla-temperatura-corporal

sábado, 6 de abril de 2013

PARÁLISIS DEL SUEÑO y EXPERIENCIA FUERA DEL CUERPO

Después del artículo sobre este tema publicado en el blog

http://maestroviejo.wordpress.com/2013/03/29/paralisis-del-sueno/

Algunos lectores han comentado y compartido sus experiencias posibilitando así información a otros muchos que afectados por este fenómeno, piensan que es una enfermedad mental o algo raro que incluso rechazan que les ocurra.

En el artículo de hoy se dan algunos consejos a seguir, si bien y segun mi opinión estos consejos serían válidos, con una de las causas de esta sintomatología, la que se refiere a una alteración interior que nos permitiría la consciencia en una fase de sueño en la que realizamos la EFC y en la que, normalmente, permanecemos inconscientes.

Como ya se vió por las indicaciones de los lectores y la información del artículo anterior, pueden existir otras causas, como entidades parasitarias y abducciones que requieren otro tipo de acciones.


La parálisis del sueño es un fenómeno común en el que las personas relatan que se despiertan pero que no pueden mover su cuerpo, lo sienten como si pesara mucho o como si tuvieran un peso encima. Hay personas que han pasado por ese estado sólo durante un periodo de su vida, a menudo durante la juventud. Una de las ideas más comunes que tiene la persona es que quizás haya muerto y por lo tanto siente miedo.
En medicina se define la parálisis del sueño como una condición muscular producida por la atonía que tiene lugar mientras la persona duerme, y consiste en un período de inhabilidad para realizar movimientos voluntarios al inicio del sueño (alucinación hipnogógica) o al despertarse (alucinación hipnopómpica).

Esta hipótesis médica no abarca la totalidad de situaciones que se producen durante la parálisis del sueño y tampoco explica las experiencias por las que pasan muchas personas después de ese estado. Ese estado de parálisis se produce en la fase inicial o en la fase final de una experiencia fuera del cuerpo o proyección astral aunque no todo el mundo que realiza experiencias lúcidas fuera del cuerpo lo percibe o pasa necesariamente por él.

Experiencia Fuera del Cuerpo

La experiencia fuera del cuerpo o proyección astral se produce por la separación momentánea y natural del psicosoma (cuerpo astral o extrafísico) del cuerpo físico. Esto le ocurre a todo el mundo por la noche a pesar de que la gran mayoría de personas no son conscientes de ello, aunque cada vez hay un número mayor de personas que relatan experiencias fuera del cuerpo en las que han podido constatar cosas que ocurrían simultáneamente en algún lugar fuera de su habitación.
La sensación de no poder moverse se produce habitualmente al inicio de la experiencia fuera del cuerpo; Cuando los cuerpos se separan, el cuerpo físico queda inmóvil y no podemos moverlo. Pues bien, durante la parálisis del sueño, ambos cuerpos, el psicosoma y el físico ya se están separando y por lo tanto, no podremos mover el físico. Tampoco podremos movernos del todo a través del psicosoma o cuerpo astral, puesto que todavía no estamos completamente separados. También puede ocurrir al final de la experiencia fuera del cuerpo cuando la interiorización al cuerpo físico no se ha completado.
La fase de parálisis es descrita como muy incómoda y bastante negativa por la mayoría de personas, pero no tiene nada de malo ni negativo. Si a la persona le produce ansiedad ese estado, entonces resulta más incomodo, pero si la persona consigue relajarse durante la experiencia y apartar la ansiedad, esto no afectará a su descanso físico y la sensación de parálisis desaparecerá. La incomodidad viene por el miedo ante algo desconocido o extraño, no por la propia sensación. Si la persona pelea por evitarlo sólo se fatigará más y le producirá más ansiedad.
Para salir de ese estado hay dos opciones: despertar dentro del cuerpo o completar la salida fuera del cuerpo.
1. Si la persona quiere despertar y mover el cuerpo físico debe procurar con firmeza mover alguna pequeña parte de su cuerpo, por ejemplo: la lengua, los parpados un dedo, o pensar en respirar profundamente. Mantener la determinación de respirar hondo realizando respiraciones amplias ayuda a volver al cuerpo ya que la respiración es un proceso que no se produce durante la experiencia de fuera del cuerpo.
2. La segunda opción es aprovechar que estamos ya prácticamente fuera del cuerpo para completar la experiencia de proyección astral.

Experiencia Fuera del Cuerpo y catalepsia proyectiva

Dentro del estudio de la experiencia fuera del cuerpo este fenómeno se conoce como “catalepsia proyectiva” ya que se produce por la imposibilidad temporal de moverse en la dimensión extrafísica o astral al inicio o final de una proyección astral.
Este estado de catalepsia proyectiva es más frecuente en las primeras experiencias de intento de proyección astral y suele ser el resultado de una “barrera de miedo” o de falta de preparación del practicante. Por ese motivo es necesario tener suficiente información para que nuestras experiencias no se interrumpan a causa de algo desconocido e inesperado.
Durante la catalepsia proyectiva las percepciones de la persona se amplían más allá de la dimensión física, pudiendo percibir la dimensión energética o la dimensión extrafísica. Esas percepciones suelen ser interpretadas como alucinaciones por la medicina a pesar de ser muy intensas y claras. Generalmente las sensaciones son reales pero son emocionalmente amplificadas por el miedo a lo desconocido.
También son habituales los pitidos, zumbidos o sonidos en el interior de la cabeza que son el resultado de la desconexión del psicosoma y se dan generalmente en la fase inicial de las experiencias fuera del cuerpo
Otras sensaciones frecuentes son las táctiles o de roces en el cuerpo, y suelen ser el resultado de la percepción del cuerpo energético y de la dimensión energética, algo a lo que la mayoría de personas no están acostumbradas y que en ese estado se percibe de forma muy densa. Las percepciones energéticas suelen ser confundidas con acciones del exterior, de algo o alguien, por eso las personas sienten miedo, cuando lo único que están sintiendo, habitualmente, son sus propias energías.
También hay casos, aunque menos, en que la persona ve sombras o figuras humanas, acompañadas de luces o destellos. El miedo evidentemente altera las percepciones y no siempre que la persona cree que hay alguien a su lado, ocurre realmente, pero en ese estado a veces es posible ver el psicosoma o cuerpo astral de otras personas. Esas presencias en general son interpretadas como hostiles, fruto del miedo que siente la persona y de lo novedosas y extrañas que son todas las sensaciones.

EFC – aprovechando la experiencia

Si la persona comprende ese estado como una experiencia fuera del cuerpo en su fase de inicio de proyección astral, progresivamente va perdiendo el miedo y profundizando en las sensaciones hasta conseguir controlar sus experiencias fuera del cuerpo.
A medida que la persona se va familiarizando con esta experiencia puede sentir diversas sensaciones:
1. Hundimiento del psicosoma en la cama
2. Deslizamiento del psicosoma hacia un lado.
3. Desprendimiento parcial de partes del psicosoma, brazos o piernas que se mueven o elevan
4. Elevación del psicosoma y re-entrada al cuerpo físico muy seguida
5. Percepción del cuerpo físico como si fuese una caja cerrada
6. Sensaciones asociadas a la ausencia de respiración en el psicosoma
7. Satisfacción intima a medida que la persona va constatando que tiene otro cuerpo además del físico y que este cuerpo, el psicosoma, le permite la liberación temporal del cuerpo físico.
En ese estado las personas que conocen algo sobre la experiencia fuera del cuerpo cuentan que no saben qué hacer para continuar con la experiencia y que finalmente se agobian. Si la persona está fuera del cuerpo y no sabe qué hacer es normal que se sienta así, pero si empieza a decidir qué quiere hacer la cosa cambia.
Con las experiencias de proyección astral es posible constatar que no somos un cuerpo físico, sino que podemos actuar independientemente fuera de él, entonces, ¿qué le gustaría hacer sabiendo que lo físico no es un impedimento? ¿A quién le gustaría encontrarse? ¿Qué lugares quiere ver? ¿Qué cosas le gustaría aprender? Ese es el instante de olvidar lo físico, de olvidar el cuerpo y pensar sólo en el lugar o persona que queremos ver para completar la experiencia.
Las experiencias fuera del cuerpo son un medio para aprender muchas cosas, como por ejemplo: que no somos un cuerpo físico; que seguimos existiendo después de la muerte; que podemos encontrarnos con personas fallecidas y hablar con ellas; que podemos ayudar a personas fuera del cuerpo, … y mucho más.
.

jueves, 4 de abril de 2013

LOS 7 NIVELES DE CONSCIENCIA




Los seres humanos no son iguales, no perciben de igual manera, ni han construido en su mente un mismo modelo de como funciona la realidad. Unos operan con un modelo totalmente desajustado e irreal, que siempre les genera sufrimiento, mientras que otros -que han logrado comprender como funciona- permanecen en paz interior y en total confianza que lo sucede a su alrededor siempre es perfecto.

Estas diferencias tan extraordinarias, son creadas porque no todos los hombres tienen el mismo nivel de consciencia, no todos han vivido el mismo número de experiencias, ni han cometido el mismo número de errores. Es precisamente el error el que genera comprensión sobre como funciona la realidad al permitir discernir las acciones y conductas que al ir en contra del orden universal, generan caos y sufrimiento.

No todos han desarrollado las mismas virtudes, dones y habilidades, ni las mismas certezas sobre como pensar, decidir y actuar para generar siempre resultados de armonía en sus vidas. No todos tienen la misma auto estima, ni tienen la misma capacidad de manifestación. No todos están en el mismo grado, no asisten al mismo curso, ni toman las mismas materias, en el colegio universal de los contrastes.

No son iguales el niño en kinder, el que está en quinto elemental y el que está a punto de graduarse de bachiller. La diferencia la crea la cantidad de cursos que han tomado, el número de vidas que han experimentado, las veces que han reencarnado. No todos fueron emanados del absoluto simultáneamente, unos lo hicieron primero y otros después, por lo tanto los que encarnaron primero han acumulado más comprensión -por prueba y error- que los que lo hicieron más tarde. Sin embargo todos tienen la misma potencia para crear y experimentar una infinita variedad de estados de ser, para extraer comprensión de esas vivencias que transforme su ignorancia sobre la realidad en sabiduría. Todos sin excepción terminan su aprendizaje como Seres Humanos y alcanzan la iluminación, convirtiendose en Seres de Luz. Ni uno solo permanece condenado a una eternidad de sufrimiento, esto haría absurdo todo el Plan Divino.

En ese proceso de perfeccionamiento, los Seres Humanos ascienden por 7 niveles de consciencia. Hay un nivel básico por cada uno de los 7 colores mono cromáticos en que se descompone la luz, los que conforman el arco iris. Uno por cada una de las 7 notas musicales, cada nivel de consciencia utiliza uno de los 7 chacras que ordenan el cuerpo etérico, para generar su energía vital. Así se conforma la llamada Escala de Jacob, por la que ascienden los Seres Humanos a medida que van acumulando comprensión hasta que alcanzan la iluminación.

Cada uno de esos 7 colores básicos, el rojo, el naranja, el amarillo, el verde, el azul, el morado y el violeta, tiene en su interior 7 sub niveles o tonos dentro de su misma gama de color, por eso realmente existen 49 niveles de consciencia. 49 peldaños en los que se transforma un animal instintivo e ignorante en un maestro ascendido, en un creador eterno de realidades perfectas.

Entre más alto el nivel de consciencia, más ajustado a la realidad será el modelo conceptual que el ser humano tiene sobre la vida y sobre los procesos que experimenta. Obviamente esto determina distintas capacidades perceptivas y muy distintos sistemas de creencias sobre el orden y sobre la verdadera naturaleza del amor. Cada nivel de consciencia experimenta un proceso fundamental de aprendizaje muy distinto al que viven los otros niveles.

En el primer nivel básico de Consciencia, el representado por el color rojo y la nota musical Do y en sus 7 sub niveles, los Seres Humanos creen ser cuerpos. Su mente busca sobrevivir, dominar sus miedos, sus preocupaciones, sus vulnerabilidades y sus inseguridades. La falsa creencia que son un cuerpo determina que sus experiencias sean casi las de un animal. Son seres salvajes que encarnan por primera vez como seres humanos, viven para comer, practican el canibalismo, son tremendamente violentos, reactivos y pasionales. Viven en cuevas y en construcciones primitivas. Los guían sus instintos, sus conductas automáticas inconscientes naturales, el sexo, el hambre y el miedo por sobrevivir que determina si huyen o atacan. Apenas comienzan a desarrollar sentimientos, a convertir sus emociones físicas en procesos mentales fundamentados en un sistema de creencias sobre la realidad. Nacen inocentes, vacíos de información de sabiduría y de conocimientos, vulnerables, creen y aceptan todo lo que les dicen, llenan su mente de falsas creencias lo que los convierte en ignorantes. Aprenden por prueba y error, a través del sufrimiento que generan sus errores, mientras van explorando su individualidad, abandonando los procesos colectivos comunes a su animalidad original…

En el Segundo nivel básico de Consciencia, el representado por el color naranja y la nota musical Re, el hombre sigue convencido que es un cuerpo. Su aprendizaje principal es a través de la sexualidad. El deseo de encontrar una pareja para explorar los placeres y los recovecos del cuerpo, para experimentar el orgasmo de múltiples maneras, hace que venza su miedo a sobrevivir, lo que eleva el nivel de su consciencia. Todas las personas con las que se relaciona son parejas potenciales, si la oportunidad se manifiesta. Son seres bárbaros que agreden a los demás para imponer su sexualidad o sus falsas creencias. Son guerreros con actitud confrontante, cuyo código de conducta está basado en la Ley del Talión y en la Ley del más fuerte. Luchan por el poder, realizan invasiones y masacres, viven en el conflicto y en la violencia. Sus estados interiores habituales son de No-Ser, viven en la oscuridad de la verguenza, la culpa, el odio y en la obsesión por el sexo. Su mente es muy emotiva, súbita, reactiva, pasional, desconfiada, insegura, y celosa. Se excita o se deprime, su estado de ser sube y baja súbitamente, dependiendo de las situaciones externas. Su estado habitual es de No-Ser porque vive explorando los sentimientos negativos que producen sus errores habituales, la verguenza, la culpa, la apatía, la tristeza, la rabia, el odio y el miedo. Su ignorancia es mucho mayor que su sabiduría, tienen muchas falsas creencias y conductas auto destructivas. En este nivel que crea un infierno en la vida permanece el10% humanidad actual. Son los llamados ¨malos¨ y su principal función es generar los conflictos, los eventos de destino y de dificultad con los que aprenden los llamados ¨buenos¨…

En el Tercer nivel básico de Consciencia, el representado por el color amarillo y la nota musical Mi, el aprendizaje lo induce la obsesión por adquirir posesiones materiales y el deseo de controlar a los demás. Operan bajo la falsa creencia que su felicidad está en las cosas y en que los demás renuncien a su libre albedrío y actúen como ellos quieren. Son seres materialistas, que verbalizan todo lo que ven para generar juicios y posiciones egoístas basadas en el sistema de falsas creencias que tienen sobre la realidad. Operan con una moralidad binaria, todo para ellos es bueno o malo, pecado o virtud, blanco o negro, no ven las gradaciones intermedias que conforman la realidad. Viven en el juicio fundamentalista que genera tantos conflictos y guerras en la sociedad actual, en competencia contra todos los demás, lo que les impide amarlos y encontrar su paz interior. Su principal obsesión es alcanzar el ¨éxito¨ para tener dinero, fama y poder sobre todos a su alrededor. Agreden por posesiones, por falsas creencias, y por su tremendo egoísmo; Creen que el tiempo es oro y por eso viven en una sociedad organizada por el dinero y la propiedad privada, en clases económicas donde las leyes humanas se aplican por la fuerza. Donde el gobierno es -en términos generales- la dictadura de una minoría corrompida, que busca enriquecerse a costa del erario público, elegida y reelegida por una mayoría de ignorantes incautos a los que compran con un vaso de leche. Su mente es racional, lo más importante para ellos es tener la razón, por eso crean una babel de egos individualistas extremos. Viven para razonar, su vida está en su cabeza, no tienen sentimientos, solo propósitos que les producen satisfacción o poder. Sin embargo al no alcanzarlo -solo una pequeña minoría lo logra- la gran mayoría cree ser víctima inocente de los demás. No tienen por eso ningún poder ni capacidad de manifestación, porque se lo han entregado a su victimario. Usan su poder para convencerse a si mismos que no lo tienen, se auto hechizan colocándose una camisa de fuerza. Al culpar a los demás viven en el odio, el rencor y los deseos de venganza. Tienen la falsa creencia que la realidad es injusta, que la enfermedad es un castigo divino y que el estado tiene la obligación de mantenerlos. Así está el 65% de la humanidad…
Al Cuarto nivel básico de Consciencia, el representado por el color verde y la nota musical Fa, se llega cuando ya no se enjuicia a los demás. Cuando se ha aprendido a respetar su libre albedrío, aún para tomar decisiones equivocadas porque se comprende que es precisamente a través del sufrimiento y de las dificultades que el error produce que se evoluciona. Son seres que a través de la auto observación han logrado desarrollar su voluntad, su disciplina y su auto control. Son seres neutros, que no culpan a otros por sus creaciones equivocadas, saben que con ellas crean de oportunidades aprendizaje, por eso asumen su responsabilidad y agradecen el error cometido, lo utilizan para localizar y trascender las falsas creencias o las falsas conductas que los generan. Experimentan, sienten y al reflexionar sobre lo vivido, sobre los resultados que generaron sus decisiones y sus acciones obtienen certezas y sabiduría que convierten en dones, virtudes y habilidades que facilitan su vida. Son seres flexibles, que mantienen una convivencia armónica. Son discípulos que viven en el tiempo presente, verificando la información y los conocimientos que obtienen para convertirlos en comprensión sobre las reglas de juego de la realidad. Permanecen comprometidos con su perfeccionamiento espiritual, sin agredir a nadie. Su neutralidad los sitúa en el justo medio entre los ¨malos¨ a los que solo les interesa su propia satisfacción y los ¨buenos¨ a los que solo les interesa la felicidad de los demás, hasta el extremo de sacrificar la suya. En este nivel solo se encuentra un 10% de la humanidad…

El Quinto nivel básico de Consciencia, el representado por el color azul, el de la voluntad del padre y de la nota musical Sol, acoge a los que han acumulado la suficiente comprensión para tener total confianza en la perfección de todo lo que existe y sucede. Viven en un estado de alta consciencia, como testigos imparciales de lo que sucede, su alta energía vital les permite permanecer largo tiempo en un estado de meditación contemplativa. Su principal proceso es aprender a irradiar permanentemente amor. Son seres amorosos y humildes, llenos de dones y virtudes, que fluyen gozando y disfrutando con todo lo que sucede en su vida. Maestros mortales de sabiduría, su oficio está en el servicio a los demás, son un ejemplo de conducta mesurada y serena. No se preocupan por adquirir posesiones, no les interesa la fama ni controlar a los demás. Su mayor virtud es la humildad, mantienen empleos de servicio de muy bajo perfil. Las sociedades de quinto nivel son llamadas de los hermanos mayores, por sus facultades superiores y por la alta tecnología que manejan. Su campo de energía genera un intenso bienestar, por lo que las personas desean estar en su presencia. Tienen una asombrosa capacidad de atención, concentración y memoria. Son imperturbables, súper flexibles y adaptables. Las sociedades de quinto nivel viven en planetas que tienen un gobierno mundial armónico, donde no existe la propiedad privada porque los recursos son comunes. En la Tierra hay muy pocos de estos seres…

En el Sexto nivel básico de Consciencia, el representado por el color morado y la nota musical La, su mente permanece en la contemplación meditativa de la realidad, en la altísima frecuencia del amor, la neutralidad y la incondicionalidad. Son seres sabios e inefables, con altísimos niveles de energía vital, lo que ocasiona que su percepción sea en cámara lenta, su mente en el no-pensamiento. Tienen percepción simultánea desde todas partes, sin un punto focal definido, permanecen conectados a todo lo que existe. Su mente no conceptualiza, permanece en infinito silencio, solo es. Captan el pensamiento de quien desee, para ellos no existe la intimidad sino la transparencia, no se enferman, no tienen accidentes, viven total consciencia y en conexión constante con El Todo. Son maestros de maestros, en constante sincronicidad con todo a su alrededor, en control consciente de lo material y en absoluta neutralidad…

En el Séptimo nivel básico de Consciencia, el representado por el color violeta-fucsia y la nota musical Si, termina el proceso de acumulación gradual de cualidades positivas y de sabiduría. Se alcanza la inefabilidad, lo sublime, el contacto con la divinidad y la libertad para mover la mente por el eje vertical de la realidad sin necesidad de morir, libre de las limitaciones espacio-temporales. Son seres súper conscientes, su estado es de dicha, gozo y éxtasis. Tienen la máxima energía vital, la máxima información de sabiduría y el máximo poder que un ser humano puede alcanzar. Han terminado su destino porque ya aprendieron lo que este nivel podía aportarles. Son invulnerables ante lo que sucede, e incontaminables, están en servicio pedagógico apoyando a los ángeles y a los maestros, porque pueden ver la cadena de vidas, los eventos de destino y los bloqueos de todos a su alrededor, información que utiliza para ayudarlos cuando se lo solicitan. Nacen por ultima vez para convertirse en Seres de Luz, en hombres-Dios, para comenzar una nueva etapa de perfeccionamiento espiritual. como pedagogos y guías espirituales que transmiten, intuiciones, intenciones y sincronicidades a quienes aún permanecen encarnados. Invulnerables a la tentación, tienen certeza absoluta del resultado que produce cualquier acción. Son súper consciencias, conscientes de lo inconsciente. Permanecen como observadores en amor, como testigos imparciales del despliegue, la transformación de la realidad y de el maravilloso proceso de perfeccionamiento de todo lo que existe…

Este proceso de transformación y perfeccionamiento, es regulado a través de la reencarnación por el Gran Ciclo Cósmico de 26.000 años, el que encontraron los Mayas, los egipcios y otros pueblos antiguos. Lo dejaron simbolizado en sus zodíacos y en las eras solares que impulsan y ordenan la evolución…


laVdimension

Gracias por entrar en mi pagina para conocer una de las tecnicas más sorprendentes y eficaces para mejorar tu vida en todos los sentidos, y en poco tiempo.

En estos audios voy a estar compartiendo información confidencial de alto IMPACTO, que te ayudara a mejorar muchisimas cosas en tu vida.
"Todo lo que tienes que hacer para mejorar tu vida sin esfuerzo"
Si eres epileptico abstenerse de oir los audios