No te lo puedes perder!!! LAQUINTADIMENSION

loading...

martes, 5 de mayo de 2020

AROMATERAPIA

La Aromaterapia y los aceites esenciales: usos y recetas ...
INTRODUCCIÓN :
Nunca antes como ahora, habían sido tan importantes los aromas para el ser humano, que siempre ha pensado que el uso de lociones y perfumes que se remonta a tiempos inmemoriables, no sólo era ó es pura vanidad, si no que lleva implicito a quien lo esta oliendo, el auxilio de sus positivos efectos terapéuticos y relajantes. En las siguientes secciones podremos conocer más a fondo, en que se basan, como actúan y de donde salen estas gratificantes esencias.
DEFINICIÓN :
La definición de acuerdo al diccionario nos dice que; la Aromaterapia es la utilización terapéutica de los efectos producidos por los aromas, en el organismo.
Aromaterapia, en medicina integrativa, se entiende como el uso terapéutico de aceites esenciales extraídos de las plantas. Los aceites esenciales proporcionan a las plantas su fragancia, y sus efectos curativos sobre el cuerpo y la mente son conocidos desde la antiguedad.
Los aceites esenciales son químicamente complejos -un aceite puede contener entre 50 y 500 sustancias químicas diferentes- y poseen un gran número de propiedades medicinales. Pueden dilatar o constreñir los vasos sanguíneos, servir como sedantes o estimulantes, y actuar sobre las glándulas suprarrenales, los ovarios, la tiroides o en el proceso de digestión.
El término aromaterapia fue usado por el químico francés, Maurice Gattefosse, descubridor de las propiedades curativas del aceite esencial de lavanda. En sus investigaciones comprobó la importancia de los aceites esenciales para la buena circulación sanguáínea y linfática y el modo en que influyen sobre el metabolismo.
“El bebé reconoce a su madre por el olor.”
Esa frase de origen presumiblemente popular demuestra la gran importancia del olfato en la vida del ser humano. Desde pequeño, el hombre aprende a distinguir los diversos aromas y los clasifica como olores buenos y olores malos.
Posteriormente, en situación de debilidad física, o hasta de enfermedad, es posible a través del olfato procurarse la curación, utilizando las esencias aromáticas o los aceites esenciales, que contienen substancias altamente benéficas para el tratamiento de diversas afecciones.
Por otro lado, esa terapia constituye un tratamiento agradable, pues los aromas más comúnmente usados son los de anís verde, manzanilla, espliego, etc.
ANTECEDENTES :
La historia de la Aromaterapia comenzó con el hombre de Neandertal. En la lucha emprendida por el hombre contra la enfermedad se pusieron a prueba miles de tratamientos, y entre ellos, los basados en las plantas casi siempre revelaron una eficacia inestimable. La aromaterapia, o medicina aromática, descendiente directa de la fisioterapia, existe desde tiempo suficiente como para poder considerar su valor terapéutico y su acción fisiológica benéfica. Es una medicina natural no traumatizante y desprovista de toda toxicidad.
Las substancias elaboradas por las plantas, además de ser muy variadas, se adaptan sobre todo más al hombre, porque son un producto que tiene su origen en la química de la vida. Dicen que los antiguos egipcios, hace 4500 años, utilizaban una gran variedad de aromas, algunos de los cuales eran consagrados a ciertas divinidades, como, por ejemplo, el incienso al Sol, la mirra a la Luna.
Estos clasificaban las flores y las hierbas en diferentes grupos, de acuerdo con su destino o uso y la naturaleza de su perfume. Los aceites y las esencias balsámicas, los ungúentos perfumados, y las resinas diluidas en vino fuerte eran utilizados de manera frecuente en la medicina, en la cosmética y para el embalsamamiento de cuerpos, considerando sus propiedades bactericidas y antisépticas. Pruebas de ello se encontraron en innumerables papiros e inscripciones en tímulos y edificios sagrados.
Después de quedar en el olvido durante miles de años, los aceites esenciales aromáticos recobraron su lugar en el arsenal terapéutico, además del simple uso popular, gracias a los modernos y numerosos trabajos que siguieron a los del padre de la aromaterapia, R: M: Gattefosse.
A partir de 1936, este señor afirma que “después de más de 30 años de experimentar, los médicos y químicos quedaron sorprendidos por los múltiples propiedades microbicidas, antisépticas, antiviricas, antitóxicas y estimulantes de las defensas de los aceites esenciales de las plantas aromáticas y de las especias de cocina. Además la gran variedad de sus funciones quìmicas, que actúan de forma energética y con un gran poder cicatrizante.”
Recientes trabajos científicos han definido los diferentes constituyentes de las esencias (vitaminas, hormonas, antibióticos y otras substancias activas) y revelado el principio de su acción terapéutica.
La aromaterapia no pretende disfrutar de una exclusividad polivalente, pero su acción desintoxicante, tonificante y reequilibradora permite asociarla con otras terapias para permitirle actuar con mayor eficacia.
Como consecuencia de su concentración en principios activos, los aceites esenciales pueden combatir con validez un determinado número de afecciones pulmonares, rinofaríngeas, hepáticas, uterinas, intestinales, urinarias y cutáneas.
Las bronquitis crónicas, asi como, las infecciones de las vias respiratorias encuentran con ellos una cura definitiva. Las fermentaciones intestinales pútridas, las colitis y enteritis son generalmente neutralizadas por el tratamiento aromático. Su acción es igualmente notable contra los dolores reumáticos y sobre el sistema nervioso.
Los baños con esencias tonifican y reequilibran el organismo. La sangre y los tejidos se liberan de las grasas y toxinas por la acción depurativa de las esencias. Los aceites esenciales se pueden suministrar, segùn cada caso, por via interna, sólo que en asociaciones, generalmente en forma de gotas (las dosis son siempre escasas si se quiere una eficacia máxima); por vía externa, como linimento para frotaciones, baños, inhalaciones o fumigaciones.
En 1975 se descubrió en Irak un esqueleto de sesenta mil años, al lado de este hombre llamado Shanidar IV se encontraron depósitos de polen, hierba, cana y jacinto racimoso. Los arqueólogos piensan que era un chaman o un líder religioso muy avanzado en el estudio de la botánica.
En uno de los antiguos manuales de medicina, del año 2OOO a. de C., el emperador chino Kiwang-ti describía las propiedades curativas del ruibarbo y la granada. Aún antes, los jeroglíficos cuentan que los egipcios usaban plantas medicinales en el proceso de momificación, y sus sacerdotes, que eran médicos de la época, prescribían mirra como antiinflamatorio, y también para deleitar el olfato y agradar a los dioses.
El primer aromaterapeuta de la historia fue el griego Teofrasto, que escribió un tratado llamado: “Relativo a los olores”, en el cual analizaba los efectos de los distintos aromas en el pensamiento, el sentimiento y la salud.
Dice Martha Szaga, especialista en aromaterapia:
“Los olores siempre han tenido relación con la divinidad, y se utilizaron en las grandes ceremonias. Los tres Reyes Magos le ofrendaron al niño Jesús además de oro, incienso y mirra. El incienso calma el estrés físico y despierta la conciencia del alma: mientras que el aroma del segundo calma los miedos y resuelve la ansiedad sobre el futuro”.
La historia guarda otra infinidad de anécdotas que entremezclan vidas y aromas.
En la Edad Media las cofradías de boticas que se establecieron en el norte de Europa, jugaron un papel importante durante los trágicos días de la peste negra. Quemaban incienso resinoso de pino ciprés y cedro en las calles, habitaciones de los enfermos y en los hospitales. Los perfumistas que proveían el incienso resultaron inmunes a la enfermedad que arrasó con buena parte de la población. En la actualidad, pruebas científicas han confirmado la acción antibacteriana de esos aceites esenciales naturales.
Pero la aromaterapia moderna nació en Francia, en 1928, por accidente. Un químico francés, René Gattefosse se quemó la mano en su laboratorio, recordó que la lavanda curaba quemaduras y sumergió la mano en lavanda pura. Se curó tan rápidamente que comenzó sus investigaciones para establecer cómo los aceites esenciales penetran por la nariz y la piel, y actúan sobre el sistema nervioso.
González Firpo, quien se formó en la Argentina y en Inglaterra, cuenta: “Los pacientes consultan por diferentes síntomas: dolores musculares, contracturas, tensiones, dificultades para dormir, cansancio crónico, falta de energía. Después de un cuestionario sobre su estilo de vida, alimentación y actividad, el aromaterapeuta está en condiciones de seleccionar los aceites esenciales adecuados para cada persona, y cada caso en particular.”
Estos aceites pueden pasar a formar parte de la preparación que se utiliza en un masaje; o ser inhalados a través de un pequeño vaporizador (de vela), o aromatizar las aguas de un baño de inmersión. Lo importante es que a partir de allí una variedad de aromas plácidos y bellos lo envuelve, devolviéndole bienestar, serenidad.
Martha Szaga afirma: “La madre tierra guarda sus dones en la energía de sus frutos, de sus flores, sus hierbas, sus maderas, depende de sus aromas y de cómo los utilicemos que podamos recuperar la magia natural de los aromas.” La única precaución es utilizar aromas realmente naturales. En aromaterapia las “falsificaciones” son frecuentes, un aroma artificial simplemente anula el tratamiento, porque los aceites de las plantas tienen componentes químicos particulares, que no se pueden reproducir en laboratorios.
La divulgación de esta terapia holística ha comenzado en América, pero en Francia ya está reconocida oficialmente y en Gran Bretaña sus principios se utilizan en sanatorios y hospitales, para contribuir a la recuperación de los pacientes.
El poeta Kabir decía:
“En tu cuerpo está el jardín florido. Siéntate en los mil pétalos del loto y aspira desde allí la belleza infinita”
y tal vez tenga razón: el olfato parece ser el sentido que más nos conecta con nuestra intimidad, con los silencios enriquecedores del alma.
El Dr. Edward Bach (Flores de Bach) comenzó sus investigaciones y el posterior descubrimiento de sus elixires entre los años 1930 y 1936. á‰l como otros tantos hoy en la actualidad, afirmaba que la esencia del mal o enfermedad se encontraba en el alma de la persona y no en su cuerpo. Esta falta de armonía entre el elemento espiritual y el cuerpo es el origen de actitudes conflictivas que casi siempre determinan una reducción de la capacidad energética del individuo, permitiendo así la aparición de la enfermedad.
Posteriormente a las investigaciones del Dr. Bach y sus primeros elixires florales, han sido descubiertas numerosas esencias de diferente procedencia, aunque casi todas de origen vegetal.
Fuentes:
Marta Szaga
Lewis Gardner
Bibliografía:
Aromaterapia para practicantes. Ulla – Maija Grace
Manual de datos de seguridad de los aceites esenciales de Robert Tisserand, con el apéndice A del Diccionario de aromaterapia, de Patricia Davis
APLICACIONES :
Estos son algunos de los Aceites esenciales utilizados en Aromaterapia y su acción dentro del campo psicológico y energético de la persona. La utilización de estos aceites debe hacerse bajo control de un terapeuta especializado. Advertencia: nunca se deben ingerir o aplicar sobre la piel aceites esenciales en su estado puro.
árbol de té :
Fatiga, agotamiento mental y fisico. Falta de emotividad, de creatividad y de fuerza. Para personas que suelen perder con facilidad su energía vital; que han bloqueado sus emociones y
se sienten sucias y/o indefensas.
Geranio :
Pasividad, indecisión, pérdida de la fuerza de voluntad, estancamiento. Para las personas que les cuesta plasmar sus ideas, se bloquean y les falta fuerza para cambiar la situación. Su mente se mantiene en constante actividad, mientras ellas permanecen pasivas y estáticas. Les aporta entusiasmo, concreción, equilibrio, desarrollo de la creatividad. Integra la voluntad y el pensamiento.
Mirra :
Aislamiento, soledad, incomunicación, orgullo espiritual, resentimiento. Indicada para personas que se retraen por miedo a ser heridas, que temen la intimidad emocional. Pueden ser personas que han escogido un camino de crecimiento que les haga sentirse por encima de los demás, pero que no aplican su sabiduría a su vida física; no se entregan.
La mirra ayuda a restañar las heridas y borrar las cicatrices emocionales, aportando claridad de visión interna, permitiendo la conexión espíritu-mente-cuerpo; insufla el valor necesario para enfrentarse a sus propios miedos y motivaciones para vivir plenamente.
Canela :
Frialdad, apatía, fantasías no vividas, inhibición o desinterés sexual. áštil en personas que parecen no interesarse por nada. Viven en su propio mundo de fantasías. Carecen de la capacidad de transformar sus propios sueños en realidad, por haber bloqueado sus sentimientos, emociones y creatividad. Parecen tener los pies firmemente sobre la tierra, pero no concretan ni materializan sus ideas. Separación entre mente y cuerpo. Viven tristes en el pasado.
La canela aporta el equilibrio de la fuerza y la voluntad para materializar las fantasías, facilita y desbloquea la expresión de los sentimientos y emociones más profundos, libera de la apatía y proporciona la calidez necesaria para asumir los compromisos con uno mismo y con los demás. Recupera la alegría y las ganas de vivir el futuro.
Lavanda :
Agitación, ansiedad, impaciencia, inquietud, desasosiego, angustia, cansancio, abatimiento.
Indicado en personas que están desarmonizadas. Para los que están desequilibrados afectivamente, inquietos, irritables, estresados y alarmados.
La Lavanda armoniza y equilibra las emociones, ayuda a las prácticas espirituales, aporta paz, armonía, calma, serenidad.
Romero :
Olvido, desarraigo, aislamiento, desagradecimiento. Para personas a las que les cuesta mucho concentrarse. Para los que no quieren aprender. Son personas hurañas, esquivas, desatentas. En general se produce una desconexión entre el sistema de transmisión de la mente y el cuerpo.
Este equilibra las funciones de transmisión interna y ayuda a vivir positivamente en plena comunicación con uno mismo y con los demás. Cambia los marcos de referencia interna.
Ciprés :
Frustración, pérdida de voluntad, deseo de muerte, pérdida de los objetivos en la vida, abatimiento, sedentarismo, insatisfacción, fastidio, mal humor, irritabilidad, vejez prematura. Indicado en personas que se sienten viejas, suelen aparentar muchos más años de los que tienen, a quienes los problemas superan en su capacidad de resolución. Pérdida de creatividad y fuerza vital.
Este les aporta resistencia, fuerza de voluntad, capacidad creativa, deseos de vivir, vigor, la capacidad de regenerar la fuerza psíquica y física.
Manzanilla :
Ansiedad, desequilibrio emocional, hipersensibilidad, angustia con opresión en el pecho. Cambios emocionales bruscos. Personas que suelen cambiar de estado de ánimo fácil y rápidamente. Tendentes a las tensiones físicas y trastornos psíquicos.
El estrés forma parte de ellas. Duermen mal, sufren pesadillas y a veces sonambulismo. Se conmueven fácilmente.
La manzanilla equilibra, estabiliza y armoniza, cuerpo, mente y emociones. Permite descargar las tensiones y aporta calma, paz interior, amplitud de conciencia, poder de razonamiento, juicio interno.
Tomillo :
Depresión endógena, ansiedad, tristeza, hipocondria. Carencia de fortaleza física y espiritual para salir de las crisis. Para personas que nunca paran y llegan al agotamiento extremo. No reconocen sus límites y no hacen nada para invertir la situación hasta haber agotado todas sus defensas, psico-físicas.
Les da coraje y fuerza para tomar conciencia de sus propias limitaciones y capacidad. Regula el flujo energético.
PERFUMES Y ACEITES ESENCIALES :
Un perfume natural no es más que aquél que emana de una sustancia natural o que es elaborada con sustancias y productos naturales. Teniendo en cuenta la gran cantidad de sustancias sintéticas y químicas que se utilizan en perfumería, intentando suplantar a la propia naturaleza, nos vemos en la gran responsabilidad de desenmascarar la mentira y el desprestigio de los aceites esenciales. Teniendo en cuenta que la Aromaterapia es la forma o terapia de curar enfermedades, dolencias y estados psíquicos o emocionales por medio de los aromas de sustancias de flores, plantas, o vegetales naturales. No podemos entonces pretender que lo sintético por muy bien que imite un aroma, nos dé el mismo resultado.
El Arte De La Aromaterapia; Robe. Envío Gratis 25 Días - $ 3.600 ...

La aromaterapia consigue un medio para penetrar en nuestro propio ser, a través de las invisibles partículas que desprenden los aceites esenciales, penetra por las fosas nasales produciendo a través de las células y del sistema nervioso un determinado efecto según la esencia o grupo de esencias mezcladas para tal fin. Un aceite esencial destilado debe ser incoloro o a lo sumo viscoso y amarillento. Lo que no verá usted nunca en un aceite esencial natural, será un aceite esencial de naranjo de color naranja o de limón de color amarillo. No se deje engañar. Añadir colorantes en la preparación de aceites naturales para la Aromaterapia es un verdadero crimen.
Al comprar un aceite esencial es importante saber que en la etiqueta, cuando leemos:
FRAGANCIA:
No se trata de aceite esencial ni mucho menos, son imitaciones o composiciones de natural y sintético.
ESENCIAS:
Esencia… qué? Esencia natural? Esencia sintética? Una esencia puede llevar
sintético y no.
ESENCIA NATURAL:
Por lo general, muchos de estos productos son bajos en porcentaje de aceite esencial puro, o vienen muy rebajados.
ESENCIA AROMÀTICA:
No aclara si es 100% natural.
ACEITE ESENCIAL PURO DE ORIGEN:
Este es el aceite en el que podemos confiar para elaborar nuestros perfumes o aceites de masaje terapéuticos o simplemente para practicar métodos de aromaterapia.
PERFUMES ELABORADOS EN ALCOHOL :
Aunque la destilación es el método más usado para extraer los aceites esenciales de las plantas, existen otros métodos para elaborar perfumes caseros como es el alcohol. Para la creación de perfumes en alcohol, necesitaremos: Alcohol de 96º. Un recipiente hermético de cristal y las plantas frescas que prefiera.
Preparación:
Se trozan las plantas frescas y se ponen en el bote de cristal, hasta que cubra 3/4 partes del mismo. Se añade el alcohol hasta cubrir totalmente las plantas. Se cierra herméticamente y se guarda durante 21 días en un lugar oscuro y cálido. Se remueve cada día. A los 21 días se filtra. Se sacan las hierbas y se vuelve a añadir más plantas frescas a gusto de cada uno con el mismo alcohol de la anterior maceración. Se deja en maceración durante 14 días, removiendo a diario. Se filtra y se le añaden algunas gotas de aceite esencial si se quiere reforzar. Este perfume gozará de propiedades si se aplica sobre la piel, al contrario de los perfumes sintéticos. Es importante etiquetar estos antes de guardarlos.
Ejemplos de perfumes
Mediterráneo: Romero, enebro, geranio, pino, limón y hierba luisa.
Afro: Menta, sándalo, romero, clavo y pachuli.
Pino: Romero, enebro, pino, hierba luisa.
PERFUMES EN ACEITE :

Para preparar un perfume en aceite lo que necesitas es:
Los aceites esenciales a tu gusto. Un aceite de base como: aceite de almendras, aceite de germen de trigo o un aceite vegetal. Este tipo de perfumes son preferidos por personas a las que no les gusta el alcohol. La preparación se realiza en una proporción de un 10% de aceite esencial puro y un 90% de aceite de base. Hay que tener cuidado de no ensuciarse la ropa al perfumarse cerca del cuello.

ALGUNOS EJEMPLOS: (A.E significa Aceite Esencial)

Varonil:
A.E de romero, lavanda y enebro, (10 % en total de los tres aceites esenciales), aceite de almendras (90 %)

Alegre:
A.E de rosa, A.E de limón, A.E. de azahar, (10 % en total de los tres aceites esenciales), aceite de almendras (90 %)

Femenino:
A.E. de rosa, A.E. de flor de azahar, A.E. de salvia (1/2), A.E. de cedro. (10 % en total de los tres aceites esenciales), aceite de almendras (90 %)
Puntos especiales a considerar en el uso de Aceites Esenciales

MEDICACIÓN:
Las indicaciones anotadas en la sección de administración en cuanto a condiciones médicas específicas sirven como información. Deben ser consideradas una guía para saber cuándo no usar un aceite en particular si hay medicamentos administrados para esa condición. Es importante estar conscientes de esto para no provocar desequilibrio en el medicamento.

BEBÉS :

El consejo es que los aceites esenciales no deben usarse en los bebés cuando se presenten condiciones comunes, por ejemplo el salpullido. Generalmente es suficiente si se utiliza un aceite portador como el de almendras. Para la irritabilidad y desórdenes del sueño son eficaces los baños en tés herbales. Si hay necesidad de usar aceites esenciales directamente sobre la piel del bebé, por ejemplo para una infección, se deben aplicar aceites suaves como Aniba rosaeodora o Thymus vulgaris ct linalol en 1/6 de la dosis para adultos.

Los bebés y los niños son muy sensibles a los aspectos químico, energético e informativo de los aceites esenciales, así que la dosis y su uso deben ser acordes a lo anterior y bajo vigilancia médica.

EMBARAZO :

Contrario a la mayoría de la información en cuanto al uso de aceites esenciales durante el embarazo, el consejo es que se evite su uso. El embarazo no es una enfermedad y como tal no necesita tratamiento porque es algo natural. Existe suficiente información científica en cuanto a los efectos de los aceites esenciales como para evitar su uso innecesario durante el embarazo.

No existen estudios de estos efectos sobre el nonato, ya que ninguna madre con conocimiento suficiente sería parte de semejante estudio. Por consiguiente, sólo podemos basar nuestro juicio en los efectos conocidos de los aceites. Sabemos que los aceites se absorben por la piel hacia el torrente sanguíneo y por la placenta hacia el bebé. Sabemos que los aceites esenciales influyen sobre el metabolismo celular, aumentan la regeneración de células cutáneas, influyen sobre el sistema inmunológico y tienen actividades hormonales, por nombrar unas cuantas, NO podemos asumir la responsabilidad del efecto de estos aceites sobre el ser humano que está desarrollándose. Por lo anterior, recomendamos evitar su aplicación durante estos meses y si fuera necesario, hacerlo de acuerdo con su médico o naturópata de confianza.

LACTANCIA :

El uso de aceites esenciales durante la lactancia debe evitarse por las razones anteriores. Los aceites afectarán al bebé a través de la leche materna.



NIÑOS Y ANCIANOS :

Las dosis para los niños y los ancianos deben reducirse a la mitad o a un tercio de la dosis del adulto, según el tamaño del niño y la condición del anciano. A través de la experiencia, hemos descubierto que el cuerpo de los ancianos que han sufrido diversas enfermedades y han tomado medicamentos muy fuertes, no toleran dosis muy altas. El uso excesivo de los aceites esenciales puede causar fuertes reacciones y procesos de limpieza en el ámbito físico y emocional. La elección de aceites a usar en el caso de los ancianos tiene que ser seleccionada cuidadosamente. Algunos aceites suaves como Aniba rosaeodora y las flores de citrus aurantium siempre son bien recibidos.

Por otra parte, los niños necesitan dosis bajas debido al tamaño y pureza de sus cuerpos, y a su sensibilidad a la acción de los aceites. Debe evitarse el uso de aceites esenciales que contengan cetonas o tengan actividad hormonal.

Dosificación

Masaje:

Adultos 2 – 3% = 2 a 3 gotas/5ml

Ancianos / Niños 1 -1.5%

Niños 2-7 años no más de 0.5%

Bebés: Inhalación de vapor – 2 a 4 gotas Baños 6 a 8 gotas

Pies / manos 2 a 4 gotas

Compresas calientes y frías 4 gotas.

En un algodón o tela de lino, evitar el contacto directo del aceite diluido sobre la piel.
Poupurrí/ difusor 4 + gotas
Productos para el cuidado de la piel 0.5-1%
Perfumes 25 -100% No usar diario sobre la piel

Nota:

Las propiedades individuales de los aceites afectan la dosificación.
Las gotas se calcularon con un gotero de tamaño promedio, es decir/ 160 a 190 gotas
por 5ml, con la excepción de aceites muy viscosos/ como el Santalum álbum.

ACEITES ESENCIALES EN ORDEN ALFABÈTICO
A continuación se listan 42 aceites esenciales: (Ulla – Maija Grace)



Las alergias de primavera y la aromaterapia - Glamestetica


NOMBRE EN LATÌN / NOMBRE EN ESPAÑOL

Achillea licfustica / Milenrama
Angélica archangelica / Angélica
Aniba rosaeodora / Palo de Rosa (Palisandro)
Artemesia dracunculus / Estragón
Artemisia arborescence / Artemisa
Betula alleghaníensis Abedul (amarillo)
Boswellia carterit Incienso / Olbano
Cananga odorata Ylang Ylang /Flor de Flores
Cedrus atlántica/ Cedro
Chamaemelum nobile/ Camomila romana
Cáœrus aurantium/ Bergamota
Citrus limón/ Limón
Citrus reticulata/ Mandarina
Citrus aurantium Neroli / flores de naranjo
Commiphora molmol/ Mirra
Cupressus sempervirens/ Ciprés
Cymbopogon martinii/ Palmarrosa (india)
Eucalyptus globulus/ Eucalipto
Eucalyptus citriodora/ Eucalipto (cítrico)
Eucali/ptus radiata/ Eucalipto (australiano)
Foeniculum vulgare/ Hinojo
Helychrysum italicum/ Siempreviva (italiana)
Junpiterus communis/ Enebro
Juniperus communis/ Junápero
Lavandula spica/ Esplieg
Lavandula angustifolia/ Lavanda
Matrícaria recutita/ Camomila (alemana o azul)
Melaleuca quinquenervia/ Niaoulá
Melaleuca alternifolia/ árbol de Té
Mentha x piperita/ Menta
Ocimum basilicum/ Albahaca
Origanum majorana/ Mejorana (dulce)
Pelargonium x asperum/ Geranio
Picea mariana/ Abeto (negro)
Pinus sylvestris/ Pino (escocés)
Ravensara aromática/ Ravensara
Rosmarinum pyramidalis/ Romero
Salvia sclarea/ Salvia
Santalum álbum/ Sándalo
Thymus vulgaris/ Tomillo
Zingiber officinale/ Jengibre

ACEITES ESENCIALES PARA PROBLEMAS EMOCIONALES :

La Aromaterapia es la utilización médica de aceites esenciales y otros productos derivados de los vegetales. Tiene como objetivo mejorar la salud y el bienestar físico y psicológico. Si bien su u… Aceites Esenciales Caseros, Aceites Esenciales Propiedades, Aceites Para La Cara, Como Hacer Jabones Artesanales, Perfumes Caseros, Aceites Naturales, Esencias Naturales, Cosméticos Caseros, Hacer Jabón
Angélica archangeláca/ Angélica
Aniba rosaeodora/ Palisandro
Boswellia carterii/ Olábano
Canaga odorata/ Ylang Ylang
Chamaemelum nobile/ Camomila (romana)
Citrus aurantium/ Bergamota
Citrus aurantium/ Flor de naranjo
Citrus paradisi/ Toronja
Citrus reticulata/ Mandarina
Jasminum officinale/ Jazmín
Melissa officinalis/ Melisa (bálsamo)
Rosa damascena/ Rosa
Santalum álbum/ Sándalo
Vetiveria zízanoides/ Vetiver

La lista de los siguientes aceites han sido declarados peligrosos. Hay que usarlos con precaución.

¡Los aceites esenciales no se deben ingerir!

No se deben aplicar sobre la piel aceites esenciales puros sin diluir con un aceite corriente de almendras, girasol, sésamo, etc. Los datos que a continuación se ofrecen han sido confirmados por el manual de datos de seguridad de los aceites esenciales de Robert Tisserand, con el apéndice A del Diccionario de aromaterapia, de Patricia Davis. No olvide que los aceites son elementos altamente concentrados de las plantas de las que son extraídos.

ABEDUL DULCE: (Betula lenta.) No se debe confundir con el abedul dulce (Betula alba), el cual no es tóxico.

ABRíTANO HEMBRA: Tóxico

AJEDREA: (Satureja montana). Irrita mucho la piel.

AJEDREA DE JARDÍN: (Satureja hortensis). Irrita la piel notablemente.
AJENJO: Tóxico.

ALBAHACA EXÓTICA (Ocinimum basilicum var. basilicum). No se debe utilizar en absoluto. Es muy tóxico para la piel. En su lugar podemos utilizar la albahaca francesa o europea.

ALCANFOR MARRÓN O AMARILLO: Su inhalación prolongada produce jaqueca. Es cancerígeno y no debe confundirse con el alcanfor blanco o alcanfor rectificado que suele ser más seguro. Ambos aceites proceden de la destilación de cristales de alcanfor puro.

ALMENDRAS AMARGAS: Mucho cuidado pues contiene ácido prísico, o sea, cianuro.
ÁMBAR: Si te ofrecen este aceite como puro desconfía de él. El verdadero aceite de ámbar no se encuentra en el mercado y se obtiene de resinas fosilizadas. Se suele adulterar con compuestos sintéticos o una mezcla de amaro y benjuí. El ámbar gris es una sustancia que se extrae de las ballenas. Es muy costoso y se utiliza en perfumería como fijador principalmente. AMNI: (Trachyspermum copticum). Irritante de la piel y las mucosas.

ANÍS: Tóxico.

ARTEMISA: El aceite esencial es peligroso y no se debe usar.

BÁLSAMO DE PERAS: Muy irritante de la piel. Debe usarse sólo como ambientador.

BERGAMOTA: Es fototóxica. Si la piel que ha sido untada con aceite esencial de bergamota es expuesta al sol, puede llegar a tener serias quemaduras.

BOLDO: (Hojas) Muy tóxico.

CÍLAMO: Cancerígeno.

CANELA EN RAMA Y MOLIDA: Irrita la piel y las mucosas. No hay que untarla ni usarla en el agua del baño.

CASIA: (Cinnamomum cassia). Irrita la piel y las mucosas)

CLAVO (YEMA, TALLO Y HOJA): Irrita la piel y las mucosas. No se debe untar ni usar en el agua del baño. Usar sólo como ambientador.

COMINO: Es fototóxico. Puede causar dermatitis si después de aplicarlo se expone la piel al sol.

ENEBRO: No lo deben utilizar los enfermos de nefritis.

ESCLAREA: No se debe usar con alcohol. Su inhalación prolongada puede producir jaqueca.

ESTRAGÍN: Cancerígeno.

HABA TONCA: (Dipteryx odorata). Irrita la piel.

HELENIO: Llamado también ínula. Irrita la piel. Usar sólo como ambientador.

HIERBA LUISA: Irritante. No se debe untar ni usar en el agua de baño.

HINOJO AMARGO: Irritante. Produce ataques epilépticos. No deben usarlo las mujeres
embarazadas.

HISOPO: Produce ataques epilépticos y otros problemas. No lo uses si estás embarazada.

INCIENSO: Puede irritar la piel.

JABORANDI: Muy tóxico.

LIMAN: irritante. No usar ni utilizar en el agua de baño.

LOTO DE LOS PRADOS: (Carphephorus odoratissimus). Irrita la piel y las mucosas. Usarlo sólo como ambientador.

MEJORANA: No lo uses si estás embarazada.

MELISA: El verdadero aceite esencial de melisa es extremadamente difícil de obtener y su producción es muy reducida siendo muy caro su precio. Se adultera en el mercado con mezclas de aceite de hierba limonera, limón y citronela.

MENTA PIPERITA: Irrita la piel. No hay que untarlo ni usarlo en el agua de baño.
MIRRA: Puede irritar la piel si es untado o utilizado en el agua del baño. No usarse durante el embarazo.

NARCISO: Como ambientador causa dolores de cabeza y algunas veces vómitos.

OREGANO: Irritante. No untarlo ni usarlo en el agua del baño.

PERIFOLLO: Cancerígeno.

POLEO: Tóxico.¡No se debe usar en absoluto! Evitarlo, especialmente las embarazadas.

POMELO: Irritante. No untarlo ni usarlo en el agua del baño.

QUENOPODIO O TE DE MÈXICO: (Chenopodium ambrosioides) Muy tóxico

RETAMA DE OLOR: (Spartium junceum). Muy tóxico.

RUDA: Peligroso. ¡No se debe utilizar en absoluto!.

SALVIA: Tóxico. Produce ataques epilépticos. No lo uses si tienes la presión alta.

SABINA: Muy tóxica y peligrosa para embarazadas.

SASAFRÍS: Cancerígeno

TANACETO: Tóxico.

TE DEL CANADÁ: (Gaultheria procumberns). Tóxico. Además contamina el medio ambiente, especialmente la vida marina.

TOMILLO: Es un aceite esencial peligroso y tóxico. Irrita la piel. No se debe usar en absoluto!.

TORONJIL: Irritante. No usar ni utilizar en el agua del baño.

TUYA: Tóxico para la piel.

YLANG-YLANG: Su inhalación prolongada puede producir jaquecas.



PERFUMES POR MACERACIÓN :

Los perfumes en maceración se preparan macerando plantas frescas escogidas, limpias de polvo, en aceites de base durante 21 días en tres ciclos, es decir, renovando las plantas y exprimiéndolas bien. A continuación se cuela y se le añaden los aceites esenciales adecuados.

PREPARACIÓN:

Tomamos un vaso de aceite de almendras puro y lo introducimos en una botella hermética. Introducimos dentro de él, flores de lavanda, flores de naranjo, pétalos de rosa y cáscara de limón. Lo dejamos en maceración durante 21 días en un lugar cálido, como un invernadero o cerca de una ventana, removiendo cada día. Repetimos la operación tres veces cada 21 días en el mismo aceite. Colamos y añadimos 7 gotas de aceite esencial de rosa, 5 de lavanda y 5 de flor de azahar.

PERFUMES POR DESTILACIÓN :

La destilación es el método más usado para extraer los aceites esenciales que contienen las plantas. Este método es muy adecuado cuando se trata de hojas, cortezas raíces, semillas y flores como la lavanda o las rosas. Sin embargo con algunas flores más delicadas, es demasiado fuerte el calor.

El aparato que se encarga de ello es el llamado alambique, en el cual se calientan las plantas, que contiene un condensador para enfriar el vapor que resulta del calentamiento y un recipiente o recibidor donde se deposita el aceite obtenido.

Un método simple consiste en hervir el material vegetal con agua en el alambique hasta que el vapor cargado de diminutas partículas de aceite esencial, pase al condensador. Allí el vapor se enfría y se condensa y el lìquido resultante va goteando al recibidor, mientras que el agua sale por otro lugar debido a que el aceite esencial es insoluble en el agua.

La destilación al vapor es algo más complicada, pero más rápida. En este caso el material vegetal se esparce en una cubeta abierta y el vapor se fuerza bajo presión para que pase por las plantas llevando consigo las partículas de aceite esencial al condensador.

PROPIEDADES DE LOS ACEITES ESENCIALES :

Alcanfor: da calor y estimula

Amaro: afrodisiaco, da calor y relaja.

árbol de té: antiséptico excelente

Anís: da calor y estimula.

Benjuí: da calor y relaja.

Bergamoto: reanima y refresca, relajante.

Caléndula: es fungicida.

Canela: es antiséptico y digestivo.

Cedro: sedante.

Ciprés: relaja y refresca.

Clavo: antiséptico, da calor.

Comino: da calor y estimula.

Coriandro: da calor y estimula.

Enebro: estimula, refresca y relaja.

Estragón: da calor y estimula.

Eucalipto: descongestiona la cabeza.

Jengibre: da calor y es digestivo.

Hinojo: carminativo, alivia flatulencias y dolores de estómago.

Hisopo: descongestionante, útil en problemas respiratorios, dolores de cabeza.

Jazmín: relaja y alivia.

Lavanda: refresca, relajante, terapéutico, dolores de cabeza.

Limón: refresca y estimula.

Manzanilla: refresca y relaja.

Mejorana: da calor y fortalece.

Melisa: reanima y refresca.

Menta piperita: enfría y refresca.

Mirra: enfría y refresca.

Naranjo amargo: refresca y relaja.

Pétalo de naranjo: refresca y relaja.

Nuez moscada: da calor y es digestivo.

Orégano: antiséptico, sedante, da calor.

Patchoulí: relaja.

Pimienta negra: relaja.

Pino: refresca, antiséptico.

Romero: refresca, da vigor, estimula, dolores de cabeza, reumas.

Rosa: relaja y alivia.

Salvia: descongestionante de la circulación.

Sándalo: relajante, afrodisíaco.

Tomillo: antiséptico.

Los aceites esenciales conviene guardarlos en frascos de color oscuro, herméticos y con cuentagotas. Es preferible que estén en un lugar abrigado de la luz solar.

COMBINACIÓN DE LOS ACEITES ESENCIALES :

Estimulan y reaniman

ALBAHACA: (Bergamoto, Geranio, Hisopo)
AMARO: (Cedro, CÍtricos, Enebro, Geranio, Jazmìn, Lavanda, Sándalo)
ÀRBOL DEL TÈ: (Ciprés, Jazmìn, Lavanda, Naranja)
BERGAMOTO: (Ciprés, Jazmín, Lavanda, Naranja)
COMINO: (Orégano, Anís, Eucalipto)
CORIANDRO: (Romero, Anís, Hierba luisa)
EUCALIPTO: (Benjuí, Lavanda, Pino)
LIMÒN: (Lavanda, Naranja)
NARANJO AMARGO: (Tomillo)
SALVIA: (Bergamoto, Hisopo, Lavanda, Limón, Romero)

Afectan a casi todos los sistemas corporales y el metabolismo en general :

AJEDREA: (Salvia, Eucalipto, Hisopo)
ALCANFOR: (Olíbano)
ANIS: (Ajedrea, Hinojo)
CIPÍS: (Enebro, Lavanda, Pino, Sándalo)
ENEBRO: (Benjuí, Ciprés, Lanada, Sándalo)
GERANIO: (Albahaca, Cítricos, Rosa)
HINOJO: (Geranio, Lavanda, Rosa, Sándalo)
HISOPO: (Amaro, Cítricos, Lavanda, Romero, Salvia)
LAVANDA: (Amaro, Cítricos, Patchouli, Pino, Romero)
MANZANILLA: (Geranio, Lavanda, Patchouli, Rosa)
MELISA: (Geranio, Lavanda, Naranja, Ylang Ylang)
MEJORANA: (Bergamoto, Lavanda, Romero)
MENTA PIPERITA: (Benjui, Romero)
PIMIENTA NEGRA: (Olíbano, Sándalo)
PINO: (Cedro, Romero, Salvia)
ROMERO: (Albahaca, Cedro, Cítricos, Lavanda, Menta, Olíbano)
TOMILLO: (Bergamoto, Limón, Melisa, Romero)

Sedantes :

BENJUÍ: (Rosa, Sándalo)
CALÍNDULA: (Lavanda, Limón)
CANELA: (Tomillo)
CEDRO: (Bergamoto, Ciprés, Enebro, Jazmín, Naranja, Romero)
CLAVO: (Salvia, Tomillo)
ESTRAGÁN: (Salvia)
JENGIBRE: (Anís, Romero)
JAZMíN: (Casi todos, sobre todo cítricos)
MIRRA: (Alcanfor, Lavanda)
NARANJA: (Amaro, Benjuí, Geranio, Lavanda)
NUEZ MOSCADA: (Romero, Menta)
OLóBANO: (Albahaca, Alcanfor, Cíitricos, geranio, Lavanda, pimienta negra, Pino, Sándalo)
ORÉGANO: (Mejorana)
PATCHOULI: (Bergamoto, Geranio, Lavanda, Mirra, Naranja, pino, Rosa)
SÁNDALO: (Benjuí, Ciprés, Naranja, Olíbano, Pimienta negra, Ylang Ylang)
YLANG-YLANG: (Jazmín, Sándalo)

PSICOAROMATERAPIA :

Relajantes: amaro, ciprés, clavel, enebro, gálbano, ylang-ylang, cedro, mandarina, manzanilla, mejorana, mirra, nerolí, rosa, sándalo y vetiver.

Equilibradores: albahaca, bergamota, geranio, incienso y lavanda.

Estimulantes: angélica, canela, cardamomo, clavo, elemán, eucalipto, hinojo, jengibre, lima, menta, naranja, palmarosa, petit grain, pimienta negra, pino, pomelo y romero.

Antidepresivos: albahaca, amaro, bergamota, clavel, gerínio, Ylang-ylang, incienso, jazmín, lavanda, lima, limón, mandarina, manzanilla, naranja, nerolí, pachuli, palmarosa, petit grain, pomelo, rosa y sándalo.

Afrodisíacos: amaro, angélica, canela, cardamomo, cilantro, clavel, clavo, gálbano, ylang-ylang, jazmín, jengibre, madera de cedro, nerolí, pachuli, romero, rosa, sándalo y vetiver.

Estimulantes mentales: albahaca, cardamomo, cilantro, eucalipto, menta, pino y romero.

El perfume es el lenguaje de las flores para comunicarse con el hombre aunque éste padezca sordera.

Más aplicaciones :

Heliantemo
Estados de miedo, temor. Alivia en los casos de miedo y urgencia extrema. Temor desmedido a la muerte. Angustias y terrores. Si el paciente no está consciente se le pueden humedecer los labios con el elixir.

Mímulo
Miedo a las cosas del mundo, a la enfermedad, al dolor, a los accidentes, a la pobreza, a la oscuridad, a estar solo, a la desgracia. Los temores de cada día. Personas que llevan sus miedos en silencio y en secreto, sin hablar de ello.

Cerasifera
Miedo a que la mente se agote, a perder la razón, a perder el control y hacer cosas temibles y horribles, indeseables y perjudiciales, aunque se piense en ellas y uno se sienta atraído hacia ellas.

álamo
Temores desconocidos, para los que no hay explicación. Sensación de que algo terrible va a ocurrir, sin saber el qué. Estos miedos pueden ser de carácter obsesivo, afectando tanto el día como la noche. Miedo a contar las preocupaciones a los demás.

Castaño Rojo
Para quienes les resulta difícil no preocuparse por los demás de manera excesiva. Con frecuencia han dejado de preocuparse de sí mismos, pero pueden sufrir mucho por las personas a las que aman, anticipando desventuras que pueden ocurrirles.

Ceratostigma
Estados de incertidumbre. Para aquellos que no tienen suficiente confianza en sí mismos para tomar sus propias decisiones. Están constantemente pidiendo consejo a los demás.

Scleranthus
áštil en los estados de ánimo oscilantes, y para combatir la indecisión. Ayuda a centrarse y dar estabilidad y permanencia a los proyectos. También ayuda a prevenir los vértigos y el mareo.

Genciana
Ayuda a superar la depresión y los estados de melancolía que sobreviene por causas conocidas o desconocidas. Anima y permite vislumbrar un mañana mejor.

Aulaga
Gran desesperanza, personas que han perdido toda fe en que se pueda hacer algo por ellas. Si se les convence, o por complacer a los demás, pueden probar diferentes tratamientos, y al mismo tiempo asegurar en su entorno que hay poca esperanza de mejoría.

Avena Silvestre
Los que tienen ambiciones para hacer algo importante en su vida, que quieren tener mucha experiencia y disfrutar de todo cuanto está fuera de su alcance, de vivir la vida al máximo. Su dificultad estriba en determinar que ocupación han de seguir; pues si bien sus ambiciones son fuertes, no tienen claro que camino elegir. Esto puede producirles pérdidas de tiempo e incluso insatisfacción.

Violeta de agua
Estados de falta de interés. Para quienes, en la salud o en la enfermedad, prefieren estar solos. Gente muy reservada que se desplaza sin hacer ruido, hablan poco y con voz suave. Son independientes, capaces y seguros de sí mismos. Son reservados, dejan a la gente sola y siguen su camino. Con frecuencia son inteligentes. Su paz y serenidad son una bendición para quienes le rodean.

Brezo
Para quienes están buscando constantemente la compañía de cualquier persona, pues necesitan hablar de sus asuntos con los demás, quienes quieran que sean. Son muy desgraciados si tienen que estar un tiempo solos.

Clemátide
Para los somnolientos, adormilados, nunca totalmente despiertos, sin gran interés por la vida. Gente callada, no muy feliz, que vive más en el futuro que en el presente, viviendo de esperanzas de tiempos mejores en los que se hagan realidad sus deseos. En la enfermedad se esfuerzan poco para mejorar y en algunos casos prefieren la muerte para reencontrarse con alguna persona querida que han perdido.

Madreselva
Para los que viven en el pasado, añorando épocas de gran felicidad o a un ser perdido, o recordando ambiciones que no se llevaron a cabo. No esperan vivir momentos de felicidad como los que tuvieron.

Olivo
Para quienes han sufrido mucho mental o físicamente y se sienten tan agotados que les faltan las fuerzas para hacer lo que sea. La vida cotidiana les supone un gran esfuerzo y no les proporciona placer.

Rosa Silvestre
Para quienes, sin razón, se han resignado a cuanto ocurre. Se limitan a pasar por la vida, sin esfuerzo ni satisfacción. Se han rendido sin lamentarse.

Castaño Blanco
Para aquellos que no pueden evitar que pensamientos, ideas o argumentos que no desean entren en su mente. Las ideas preocupantes se quedan ahí, o si se desechan, aparecen enseguida causando tormento mental. Estas ideas acaban con la calma y la capacidad de concentrarse.

Mostaza
Personas que sufren temporadas de melancolía, desesperación, depresión, como si les cubriese una nube negra que aleja la felicidad de vivir. Estas condiciones pueden ser de origen desconocido, imposibilitando a la persona a mostrarse feliz.

Brote de Castaño
Para los que no sacan provecho de la observación y experiencia, y les cuesta más tiempo que a otros, aprender las lecciones de la vida. Mientras otros con una experiencia tienen suficiente, ellos necesitan más e incluso varias antes de aprender la lección y el mensaje de las mismas. Pero a pesar de repetir, se ven una y otra vez cometiendo el mismo error en diferentes ocasiones.

Agrimonia
Para quienes esconden el sufrimiento tras una apariencia indiferente y feliz. Estado de angustia que puede llevar a adicciones. Tortura interna y ansiedad que la persona se niega a reconocer.

Centaura
Para personas que no saben decir no y se extralimitan en su deseo de agradar, incluso llegando al servilismo y descuidando su misión particular en esta vida.

Acebo
Para combatir la ira, celos envidia, resentimiento y desconfianza. Para cuando el amor se transforma en odio y envenena los pensamientos. áštil para acrecentar la capacidad de amar y también para personas que se ven expuestas al odio y agresividad de otros.

Nogal
Para los períodos de cambio porque ayuda a adaptarse a la nueva situación. Protege de influencias.

Pino
Para las personas inseguras que se sienten sobrepasadas por sus responsabilidades. Ayuda a superar el sentimiento de culpa de los que se reprochan actos del pasado y se disculpan constantemente.

Olmo
Para serenar y equilibrar cuando la persona se siente sobrepasada por sus responsabilidades y teme perder el control. De ayuda en cuadros sicóticos. Ayuda a soportar los dolores físicos de gran intensidad.

Castaño Dulce
áštil en personas que se sienten al límite de la resistencia física y moral. Estados agudos de depresión, tristeza y desesperanza. Generalmente situaciones extremas. Suaviza la situación e introduce una nota de optimismo.

Estrella de Belén
Indicada en casos de trauma. Equilibra, tranquiliza y normaliza. Evita que los bloqueos emocionales degeneren en enfermedades. Ayuda a la persona a enfrentarse a situaciones atemorizantes.

Sauce
Ayuda a superar el resentimiento y la amargura. Permite a la persona reconocer la responsabilidad de sus actos frente a una situación vivida, tomando conciencia de su actuación.

Roble
Recuperación de energía después de un esfuerzo excesivo. Para excesos en el trabajo que pueden llegar al agotamiento físico o mental. Ayuda a la persona a moderarse en sus obligaciones. áštil en contracturas musculares.

Manzano Silvestre
Es el remedio de la limpieza. Purifica el sistema emocional de cargas reprimidas. Ayuda a eliminar las obsesiones de sensaciones de imperfección, contaminación o intoxicación.

Achicoria
Estados de excesiva preocupación por los demás. Para personas que crean dependencias sentimentales por ser muy posesivas. Para la ofensa y el dolor por sentirse excluidos afectivamente, lo que puede llevar a la manipulación emocional y la autocompasión.

Verbena
Personas autoritarias y enérgicas que se sienten capaces de cambiar el mundo y dominar a los demás. Equilibra el exceso de entusiasmo que lleva al extremismo o fanatismo. Ayuda a estabilizar la circulación energética.

Vid
Para personas dominantes e inflexibles que quieren imponerse en todo y sobre los demás. Ayuda a utilizar las capacidades de líder de forma positiva.

Haya
Para personas pesimistas, críticas e intolerantes. En algunos casos suelen ser dogmáticas y se creen poseedoras de la verdad.

INVESTIGACIÓN :

Los aceites esenciales :

Contrariamente a lo que se piensa, la Aromaterapia no es sólo una terapia basada en olores, sino que existen numerosas formas de aplicación de estos aceites, puesto que no son los olores únicamente los que curan, sino la carga energética y la enorme cantidad de componentes químicos que forman parte de su estructura molecular. Estos aceites pueden aplicarse, siempre diluidos, en forma de cremas, lociones, linimento, emulsión, cataplasma, unguento, etc.

A continuación conozcamos algunas características de los aceites esenciales. Son la esencia vital de las plantas de que proceden. Su elevadísima concentración (para obtener un kilo de aceite esencial de Melisa, se precisan más de 5000 kilos de sus hojas) hace que su efecto sea mucho más intenso y sutil sobre la mente, las emociones y el organismo.

Comúnmente llamados esencias, los aceites esenciales son substancias de consistencia grasosa, más o menos fluidas, a veces resinosas, muy perfumadas, volátiles, casi siempre de color y más livianas que el agua. Se distinguen de los aceites fijos y de los principales lpidos porque se volatilizan bajo la acción del aire y del calor. La mayor parte de las plantas contiene esencias. Según los casos, los aceites esenciales se extraen de las flores, de las hojas, de las semillas, de las raíces, de los frutos, de las cortezas o de la madera.

La extracción generalmente se hace por destilación, o con la ayuda de solventes orgánicos. Los principales constituyentes de los aceites esenciales son los hidrocarburos (substancias grasosas, úntimamente asociadas con las funciones biológicas de los organismos vivos).

Es necesario destacar que se precisa utilizar, especialmente en la terapéutica de uso interno, las esencias naturales de gran pureza. La dosificación a emplear debe ser indicada por personas experimentadas y calificadas y su conservación exige cuidados. Se aconseja guardarlas en frascos de vidrios, de colores opacos y bien cerrados, para preservarlas de la acción del aire y de la humedad.


No hay comentarios:

laVdimension

Gracias por entrar en mi pagina para conocer una de las tecnicas más sorprendentes y eficaces para mejorar tu vida en todos los sentidos, y en poco tiempo.

En estos audios voy a estar compartiendo información confidencial de alto IMPACTO, que te ayudara a mejorar muchisimas cosas en tu vida.
"Todo lo que tienes que hacer para mejorar tu vida sin esfuerzo"
Si eres epileptico abstenerse de oir los audios